La vainilla podría cambiar de sabor para siempre

Puede que nunca hayas valorado el sabor de la vainilla y des por hecho que siempre estará ahí para ti, pero lo cierto es que corre peligro. Los investigadores del Instituto de Ciencias Agrícolas y Alimentarias de la Universidad de Florida se han asociado con Elo Life Systems para encontrar una nueva forma de cultivar vainilla de forma más sostenible sin comprometer el sabor.

La investigación tiene como objetivo leer genomas en especies de vainilla para ayudar a los investigadores a criar especies de plantas más fácilmente. Solo una fracción de la vainilla que consumimos es natural; la gran mayoría es artificial. Pero esto está cambiando, un cambio impulsado en gran medida por los principales fabricantes de alimentos que abandonaron el material sintético en los productos en 2015, lo que provocó que la demanda supere repentinamente la oferta. Además, el cultivo es muy vulnerable a las enfermedades por plagas.

Solo hay 3 tipos de vainilla para la alimentación

Chambers, genetista de plantas, dijo que la capacidad de leer genomas facilita el cultivo de plantas porque permite a los investigadores rastrear el ADN más rápido. Los fitomejoradores podrían mezclar y combinar esas secuencias de ADN, y los investigadores, a su vez, podrían mejorar los rasgos específicos de las plantas, como el sabor o la resistencia a enfermedades.

El fitomejoramiento se diferencia de los Organismo genéticamente modificado (OGM) porque estos últimos requieren que se inyecte ADN extraño en las especies de plantas. El fitomejoramiento, sin embargo, es una forma natural de controlar cómo crecen las plantas.

«Las secuencias del genoma se han publicado en repositorios de datos públicos«, dijo. Así que esto permite a las personas intentar cultivar vainilla por su cuenta.

vaina de vainilla

Además, los investigadores de la UF están ayudando activamente a los productores nacionales de vainilla enseñándoles cómo cultivar vainilla. El genoma ayudará a los investigadores a proporcionar mejores especies de plantas a esos mismos productores.

A pesar de que hay cada 100 variedades de vainilla, “las especies comerciales que se utilizan para la alimentación se cultivan principalmente en Madagascar hoy«, dijo. De hecho, tan solo tres son las que se usan en productos alimenticios.

Es probable que la vainilla no haya avanzado en términos de fitomejoramiento tanto como otras plantas porque se cultiva en países donde la investigación no cuenta con fondos suficientes. Es por eso que las especies de vainilla no han mejorado en los últimos 100 años.

Como la investigación sobre la vainilla es limitada, el mayor desafío de la investigación fue comenzar desde cero. El estudio dará sus frutos al mejorar la reproducción de vainilla y otras plantas. «Si podemos trabajar con la vainilla, definitivamente podemos trabajar en muchas otras especies«, dijo el autor. Así que esperamos que no nos quedemos sin el mítico sabor de esta planta en nuestros postres favoritos.