El café puede variar de sabor por el cambio climático

El café podría tener un sabor más suave en el futuro, ya que el aumento de las temperaturas pore l cambio climático podría resultar en variedades de granos menos intensos, según comentan los científicos en un estudio. Un equipo del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK) creó simulaciones por ordenador para examinar los efectos de los factores climáticos en las zonas de cultivo de café en Etiopía, el mayor productor de África.

El café variará a sabores más suaves para siempre

Descubrieron que los cambios en la temperatura, las precipitaciones y la duración de las estaciones podrían hacer que los granos de calidad y de sabor rico fueran más escasos, pero los suaves más abundantes.

A medida que los productores aprovechan más las versiones de calidad superior que las variedades cotidianas, es posible que tengan que encarecer el café común para hacer frente al cambio.

Los expertos en cambio climático modelaron 19 factores climáticos en las áreas de cultivo en Etiopía, que se dice que son responsables de algunos de los granos de mejor calidad del mundo. Las temperaturas más cálidas y las lluvias más bajas, por ejemplo, significan que los granos que se convierten en algunos de los de mayor calidad maduran demasiado pronto.

Esto significa que el café se utilizará para las variedades más cotidianas que sirven para hacer lattes, capuchinos y espressos genéricos. Eso, a su vez, hará que las variedades más exclusivas sean más raras y caras y, como los mejores vinos añejos, fuera del alcance de los consumidores comunes.

Los productores crearán áreas más grandes para cultivar los tipos más comunes y zonas más pequeñas para el café de especialidad, lo que también afectará a sus ingresos a medida que ganen más con las versiones más premium, dijo el autor principal del estudio, Abel Chemura.

El cambio climático tiene impactos contradictorios en la producción de café en Etiopía. El área que es adecuada para el café de calidad promedio podría aumentar gradualmente hasta la década de 2090, según nuestras simulaciones por ordenador”.

Sin embargo, más no es necesariamente mejor. Porque, por otro lado, una zona adecuada para los tipos de café de especialidad de alta calidad que son valorados por sus notas florales, afrutadas y especiadas probablemente se reducirá si el cambio climático continúa sin control.

«Este es un problema no solo para los amantes del café, sino también para la creación de valor agrícola local«.

café de etiopica

Etiopía podría verse afectada económicamente

El aumento de las precipitaciones, por otro lado, favorece la producción de café en general, pero puede no ser necesariamente beneficioso para los tipos de cafés especiales individuales. Por lo tanto, aunque los investigadores proyectan que la zona adecuada para cuatro de cada cinco tipos de cafés especiales disminuirá, algunos se ven más afectados que otros.

Por ejemplo, el tipo Yirgacheffe, cultivado en el suroeste de Etiopía, podría perder más del 40% de su superficie adecuada a finales del siglo XXI. Este es considerado uno de los tipos más antiguos y buscados del mundo por los verdaderos amantes de la cafeína, baristas y aficionados de todo el mundo.

Esto no solo afectaría a los bebedores en todo el mundo, especialmente a aquellos que muelen sus propios granos o prefieren mezclas sofisticadas, sino que también tendría consecuencias para la economía de Etiopía.

El coautor del estudio, Christoph Gornott, agregó: «Si una o más regiones cafetaleras pierden su estado de especialidad debido al cambio climático, esto tiene ramificaciones potencialmente graves para los pequeños agricultores de la región«.

Si estos grupos se ven obligados a cambiar al cultivo de variedades convencionales más amargas, estarían compitiendo con sistemas industriales más eficientes en otros lugares.

«Para el país, en el que las exportaciones de café representan aproximadamente un tercio de todas las exportaciones agrícolas, esto podría resultar fatal«, dijo Gornott. “Nuestro estudio subraya la importancia de la planificación y las respuestas de adaptación localizadas. Mostramos cómo el cambio climático tiene efectos muy concretos sobre la disponibilidad y el sabor de una de las bebidas más queridas del mundo y, lo que es más importante, sobre las oportunidades económicas en las comunidades locales del Sur global«.