Recetas de bizcocho fit

bizcocho fit

Para los que están en el mundo del fitness o quieren perder grasa siempre se les antoja comer ciertos tipos de alimentos que no ayuda para nuestros objetivos. Entre estos alimentos se encuentran los dulces y los ultraprocesados. Sin embargo, existen diferentes opciones que nos pueden ayudar para quitarnos el antojo y comer saludable a la vez. Vamos a dar a los diferentes recetas de bizcocho fit para que puedan matar el gusanillo y seguir comiendo saludable sin saltarnos nuestros objetivos.

En este artículo vamos a darte diferentes recetas de bizcocho fit, qué ingredientes necesita y su proceso de elaboración.

Bizcocho fit de plátano y nueces

bizcocho fit de platano y nueces

Este bizcocho a base de plátano y nueces, ingredientes principales tiene gran cantidad de nutrientes, fibra y proteínas.

Ingredientes:

  • 3 plátanos maduros.
  • 3 huevos.
  • 1 taza de harina de avena.
  • 1/2 taza de nueces picadas.
  • 1/4 de taza de miel o edulcorante natural.
  • 1 cucharadita de polvo de hornear.
  • Una pizca de sal.

Cómo hacerlo:

  • Precalienta el horno a 180 °C y prepara un molde apto para horno con papel vegetal o engrasándolo ligeramente.
  • En un recipiente, machaca los plátanos hasta obtener un puré suave.
  • Agrega los huevos y mezcla bien.
  • Añade la harina de avena, las nueces picadas, la miel (o edulcorante) y el polvo de hornear. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.
  • Vierte la masa en el molde y esparce las nueces adicionales por encima si lo deseas.
  • Hornea durante aproximadamente 40-45 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro, salga limpio.
  • Deja enfriar antes de desmoldar. Ya tienes bizcocho fit a base de plátano y nueces que puedes disfrutar tanto en desayunos como en meriendas.

Bizcocho de zanahoria

bizcocho de yogur

La zanahoria es muy utilizada para hacer tartas y bizcochos. Vamos a elaborar un bizcocho fit de zanahoria.

Ingredientes:

  • 2 zanahorias medianas ralladas.
  • 3 huevos.
  • 1/4 de taza de aceite de coco derretido.
  • 1/4 de taza de miel o edulcorante natural.
  • 1 taza de harina integral.
  • 1/2 taza de harina de almendra.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 1 cucharadita de polvo de hornear.
  • Una pizca de sal.

Paso a paso:

  • Precalienta el horno a 180 °C y prepara un molde apto para horno con papel vegetal o engrasándolo ligeramente.
  • En un recipiente, mezcla las zanahorias ralladas, los huevos, el aceite de coco y la miel (o edulcorante).
  • Añade la harina integral, la harina de almendra, la canela, el polvo de hornear y la sal. Mezcla hasta obtener una masa homogénea.
  • Vierte la masa en el molde y alisa la superficie.
  • Hornea durante aproximadamente 35-40 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro, salga limpio.
  • Deja enfriar antes de desmoldar. Ya tenemos nuestro bizcocho de zanahorias saludable y perfecto para matar el gusanillo sin introducir una gran cantidad de calorías o alimentos grasos.

Bizcocho fit de yogur

dulces proteicos

El yogur es un alimento básico en la dieta fitness. Gracias al consumo de yogures destacados un alto contenido proteínas conseguimos introducir este macronutriente sin necesidad de comer hidratos de carbono o grasas en la misma comida. El yogur se suele mezclar con frutas para aumentar la sagacidad y la cantidad de fibra. Sin embargo, también se puede realizar un bizcocho fit con yogur alto en proteínas rico y saludable.

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • Claras de huevo 100 g
  • Yogur natural (mejor si es tipo skyr o griego auténtico) 150 g
  • Esencia de vainilla 10 ml
  • Canela molida (1/2 cucharadita) 2 g
  • Edulcorante apto para cocinar (líquido, equivalente a unos 100 g de azúcar)
  • Almendra molida 100 g
  • Harina de avena 100 g
  • Levadura química (2 cucharaditas) 8 g
  • Sal 1 g
  • Almendras laminadas para decorar (opcional)
  • Canela molida extra para decorar (opcional)

Para comenzar el proceso de horneado, ponemos el horno a 180ºC y seleccionamos un molde rectangular que mida aproximadamente 20 cm de largo. Es fundamental evitar el uso de un molde más grande, ya que esto puede resultar en un tiempo de cocción más corto. Forra el molde con papel sulfurizado para hornear y guárdalo para su uso posterior.

En un tazón mediano, combina las claras de huevo con los huevos y agrega el yogur, la vainilla y el edulcorante líquido. Usa una batidora de mano o una batidora regular para batir la mezcla hasta que se vuelva cremosa, densa y voluminosa.

Con un batidor fino, mezcla la harina, la canela, la levadura y la sal en tazones separados para asegurarse de que no queden grumos. Si bien el tamizado es una opción, ten en cuenta que las almendras pueden ser difíciles de pasar. A continuación, vierte la mezcla seca en la preparación primaria y revuelve suavemente con un batidor, con movimientos suaves y envolventes para combinar los dos.

Una vez que se hayan eliminado todos los grumos y residuos, ten cuidado al llenar el molde, ya que se tiene que hacer de manera precisa. Coloca las almendras crudas en rodajas encima, ya sea en cubos o en forma regular, y agrega canela molida como prefieras. Hornea durante aproximadamente 40-45 minutos, o hasta que la mezcla tenga un tono marrón dorado, y el centro se prueba con un palillo que sale con un residuo seco mínimo.

Es importante esperar a que el plato se enfríe un poco antes de sacarlo del horno. Una vez retirado, déjalo enfriar por completo sobre una rejilla antes de servir. Para un almacenamiento óptimo, envuelve el plato en un paño limpio, papel de aluminio o envoltura de plástico y mantenlo frío. Si el plato todavía está caliente, se recomienda colocarlo en la nevera.

Reflexiones finales

Como entrenador personal me encuentro con gran cantidad de personas que tienen una mala relación con la comida. Al final lo que se busca es un equilibrio entre la comida procesada y la comida real. Mientras la mayoría de nuestra dieta está enfocada en alimentos altamente nutritivos, saciantes y con fibra no vamos a tener problemas de salud. Al igual que es importante ser personas activas y realizar ejercicio físico de forma constante.

Sea o no el bizcocho fit, de vez en cuando podemos permitirnos este tipo de comidas sin ningún tipo de remordimientos. Es fundamental ser conscientes de que la vida se debe disfrutar y hay que darse caprichos de vez en cuando.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las recetas de bizcocho fit y cómo hacerlas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.